Una guirnalda: una estupenda forma de hacer un regalo todavía más emblemático

El otro día, en nuestra sección de consultas del oyente, recibimos a una mujer de Logroño que estaba buscando las maneras de hacer de su regalo algo más especial. El caso es que no tenía mucho presupuesto y había comprado una baratija, pero querían envolverla de una manera que quedase estupendamente. Una de las llamadas le recomendó que echas un vistazo al catálogo de la página http://lucesdenavidad.com y te compras una buena guirnalda; la razón que le dio para ello es que precisamente se trata de un elemento que es capaz de cazar a la perfección con cualquier tipo de situación. Es decir, si colocamos esta guirnalda en un lugar estratégico, podemos hacer que el regalo sea todavía más vistoso.

De lo mejor de todo es que, a raíz de esta propuesta, se originó un intenso debate en donde los oyentes empezaron a contradecir o a reafirmar esta selección. Algunas personas aseguran que el hecho de envolver el regalo y utilizar una guirnalda, a sabiendas de que lo que hay en el interior no vale demasiado, es una manera de engañar a la mente y que no se debería de utilizar. Además, también aseguran que puede llegar a ser contraproducente: es decir, en el momento en el que el cliente tenga a su merced este regalo, se pensará que es una cosa, pero luego, en cuanto proceda a su apertura, se encontrará algo completamente diferente.

No obstante, otras personas aseguraban que siquiera una buena idea porque de entrada manipular al cerebro para que, cuando nos regaló, presta mucho más especial de lo que en realidad es y pueda elevar los niveles de satisfacción.

Ahora buscamos tu opinión para poder contrastarla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *